• funpazos

Estamos Aliviando Cargas con la población migrante venezolana




Entrega de bonos para seguridad alimentaria

Desde el año 2019, la Fundación Pazos de la Iglesia Presbiteriana de Colombia, inició un proceso de acompañamiento y ayuda humanitaria a población venezolana migrante residida en diferentes barrios de Barranquilla y Soledad, Atlántico, tercer departamento con mayor cantidad de personas migrantes en Colombia, y Apartadó, Antioquia. Bajo el nombre Aliviando Cargas y junto a ACT Alliance y otras organizaciones, la fundación logró consolidar un proyecto que para el año 2020 se convertiría en una acción primordial, debido a la llegada del Covid-19 a Colombia y a la situación por la que pasarían miles de migrantes que viven del día a día.


Aliviando Cargas durante el año 2019 brindó 80 ayudas humanitarias a familias, priorizando aquellas en las que habían mujeres embarazadas, lactantes, adultos(as) mayores y personas en condición de discapacidad, entregando bonos alimenticios para promover la seguridad alimentaria durante meses.


Para este año 2020, el confinamiento que produjo el Covid-19 a nivel mundial afectó intensamente a países en proceso de desarrollo y específicamente en Colombia se hizo casi imposible que las familias con trabajos informales pudieran suplir sus necesidades básicas; este fue el caso de la mayoría de población migrante, pues Colombia no tiene las suficientes garantías, ni cuenta con una ley migratoria que brinde oportunidades y bienestar integral, además de no tener acceso, en muchos casos, a las ayudas de programas estatales.


Entregas de Kits de Bioseguridad
Entregas de Kits de Bioseguridad

Siendo así, el proyecto Aliviando Cargas decidió fortalecer su capacidad de ayuda y siguió acompañando a las mismas familias del año 2019 y a 470 familias más, entregando nuevamente en tres ocasiones, bonos de seguridad alimentaria y adicionalmente kits de bioseguridad, esencial para proteger la vida propia y cuidar de otros(as) durante la pandemia.


Gracias a una labor de exploración, los lugares en los que se brindaron las ayudas humanitarias y el acompañamiento fueron: Villa Soledad, Nueva esperanza, Villa Carmen, Villa Carla, Altos de la villa (Soledad, Atlántico), San Roque, Santa María, Villa Caracas, La Loma, La Bendición de Dios (Barranquilla, Atlántico) y el barrio Nuevo Pueblo en Apartadó, Antioquia.


Aliviando Cargas ha sido considerado un proyecto de alto impacto para la población beneficiada, por eso es necesario seguir impulsando y promoviendo acciones de ayuda humanitaria y acompañamiento a personas migrantes. No hay que olvidar que son numerosas familias quienes han tenido que huir de su país natal en busca de un mejor futuro y salvaguardando la vida de sus seres amados. En lo corrido del año 2020, según el último informe de Migración Colombia, han salido de Colombia más de 70mil familias venezolanas debido a la situación que ha causado la pandemia; algunos regresaron a su país cuando las fronteras estaban abiertas y otros decidieron ir a otros países. Sin embargo, en Colombia siguen habiendo 1’748.716 personas migrantes venezolanas de las cuales 762.857 están como regulares y 985.859 como irregulares, según datos de Migración Colombia.


Las cifras han disminuido, pero las necesidades han aumentado, ahora más que nunca es necesaria una Ley Migratoria con enfoque diferencial y de derechos humanos, con medidas seguras para la regularización de la población, con una inversión y recursos para la ejecución de la misma y que promueva la integración socioeconómica y cultural; pues de no ser así, las ayudas humanitarias jamás serán suficientes.


62 visualizaciones0 comentarios